domingo, 27 de febrero de 2011

Hijas de Bitch: Capítulo 2 - Vuelve la Peligros

Ya tienes publicado el segundo capítulo de la nueva temporada de "Hijas de Bitch".

"Tras colgar el teléfono estuve un par de minutos en estado de shock. Miraba por la ventana preguntándome cómo era posible que hubiera ocurrido aquello; que mi exnovio Alberto estuviera en Barcelona, en la puerta de mi antiguo edificio, esperando a que me presentara para explicarme por qué no se había casado con la mujer por la que me había dejado. ¿Qué? ¿Te parece poco? Pues espérate."

Sigue leyendo...

jueves, 24 de febrero de 2011

HDB20: HDB And The City - 2 - COCKTAILS

Después de un duro día de compras y de haber tomado algo en casa con tus amigos eligiendo qué ponerte para disfrutar de la noche sólo te queda una cosa por hacer:

Salir a la calle y disfrutar de la noche.

Primero a un bar, luego a otro y finalmente a alguna discoteca en la que encontrar algo interesante que llevarte... a la cama.

HDB se enorgullece en presentarte la segunda de las tres sesiones que conforman el HDB20: HDB And The City.

Let's have som cocktails, girls.


miércoles, 23 de febrero de 2011

Kazaky - Love

Mientras medio mundo se tira de los pelos por el videoclip de Britney, otros chorrean con el de Soraya y los indies os volvéis locos con el nuevo de Sound of Arrows; los invertidos hombres de verdad estamos enganchados a este vídeo de Kandyman me pasó el otro día por Facebook.

La canción es genialísima y tiene una letra que podría haber sido escrita por la mano que se le murió a Cervantes.
Empieza un poco Locomía pero luego coge un ritmo súper guay, entra una especie de Middle8 que parece una canción de Enigma y de repente se convierte en un himno drama-synth de esos que me vuelven loco.

Y encima el videoclip, un fabuloso intento de demostrarle a Beyoncé que ella y sus dos bailarinas (¿al final se confirmó que una era el coreógrafo con peluca?) no son las únicas que se mueven como nadie sobre un fondo blanco, es la bomba.

A bailar.

(Ah, y sí, los tíos están tremendísimos y yo tampoco entiendo el momento
cabezas de cebolla pero si fuera Lady Gaga daríamos palmas
con las orejas.)

lunes, 21 de febrero de 2011

OT fue un sueño.

Ayer se celebró la última gala de OT.

Del programa ya dije todo lo que tenía que decir. La última gala, eso sí, quedó deslucida por unas canciones poco apropiadas para un cierre de concurso (tengamos en cuenta que la selección de temas se hizo antes de que Telecinco cancelara el programa) y por un ritmo algo tedioso (pero eso ya era marca de la casa).

Pero hubo dos cosas que pusieron el broche de oro a un programa que, nos guste o no, revolucionó no sólo la televisión española sino parte de la cultura de este país.

La primera, la impecable actuación de Pablo Alborán.

La segunda... ELLA:



Soraya volvió a demostrar lo que ya sabíamos: que su fuerza, su garra y su saber estar encima del escenario hacen que se coma todo lo que se le ponga por delante. Un auténtico torbellino que lo dio todo e hizo vibrar a un público que en vez de en una fiesta parecía que estaba en un funeral.

(Si OT vuelve alguna vez a algún otro canal de televisión, estaría bien que prohibieran al público entrar con cámaras o móviles, así al menos estarían aplaudiendo y no grabando las actuaciones QUE SE EMITEN EN DIRECTO POR TELEVISIÓN).

viernes, 18 de febrero de 2011

HDB20: HDB And The City - 1 - FASHION

Chicos y chicas, ya tenéis nueva sesión HDB.

Para celebrar las 20 sesiones os he preparado algo muuuuy especial.

¿Lo quieres?

Lo tienes.


Ya es primavera en mis Calvin Klein

Sí, no sé si la culpa es de Britney y su vídeo (que visto unas cuantas horas después tampoco es para tanto) o si es que en mi casa ha empezado la primavera anticipada; pero lo cierto es que llevo un día muy hiper sexual.

Algunos ya sabréis que llevo un tiempo un poco low porque estoy enfermo. Resulta que lo que parecía una chorrada no lo era tanto y aquí estoy, en casa sin hacer nada y sin poder hacer nada realmente salvo navegar por internet, ver películas y escuchar (y remezclar) música.

Mi año no ha empezado de la mejor manera posible (aunque tampoco es pa' tanto) y espero que a partir del concierto de Kylie del mes que viene todo vaya mejorando porque sino 2011 va a ser el año del aburrimiento supino.

Muchos cambios, malas noticias, días malos y encima esto, lo que tengo ahora encima.

Pero da igual, porque estoy hiper sexual.

Ayer reabrí los perfiles que tenía cerrados, siguiendo como pauta los consejos que yo mismo publiqué en el blog hace unas semanas y que ahora no podéis ver (porque ¡lo escondí todo!) y tras elegir el nick correcto, las fotos adecuadas y el texto de perfil idóneo me he encontrado con un aluvión de seres humanos con ganas de hacerme un hijo.

Y mira, yo no prometo nada porque no creo que tenga sistema reproductor femenino (aunque tal y como está mi cuerpo últimamente lo mismo en mi próxima visita al médico me encuentran un buen par de ovarios que han aparecido ahí por generación espontánea) pero sí que puedo asegurar que tendrán su oportunidad de hacerme un hijo.

Porque eso es lo importante en la vida: los niños. 

Ellos son el futuro.

Britney Spears - Hold it against me (El VIDEO, en mayúsculas)

Yo os lo pongo aquí, pero haceros un favor y vedlo en 1080p a pantalla completa porque es un gustazo.



No tengo mucho que decir salvo que: BRAVO!!! BRAVO!!!

Decir que es magnífico es quedarse corto.

miércoles, 16 de febrero de 2011

HDB19: EN PLAN TRAVESTI

La sesión más petarda, absurda, divertida, insoportable, mamarracha y marichocho de la historia.

lunes, 14 de febrero de 2011

Nicest times will come

No sé vosotros, pero yo empiezo a tener ganas de que llegue el buen tiempo. Corrijo: tengo ganas de que llegue un tiempo menos frío.
No he empezado el año con el mejor pie y ahora mismo para mí el frío implica cosas malas, aunque generalmente me encanta.
Pero ahora tengo ganas de sol, de salir a la calle en manga corta o de cubrirme con una chaquetilla si refresca.
Tengo ganas de pasear, de sentarme en un banco a charlar, de tomar una cerveza en una terraza (y encima fumando sin que te miren raro), de subirme a un coche y quitar la capota (es imprescindible que sea un descapotable) y sentir el viento en la cara mientras suena esto:





La versión del álbum es diferente, con una producción más veraniega y mucho más onírica. Pero os podéis hacer una idea del temazo que supone. 

A los Donkeyboy los he conocido gracias al cover que Joe McElderry les hizo de su éxito "Ambitions" y cuando BerCode me dijo que tenía que bajarme el disco no lo dudé. No deberíais hacerlo vosotros tampoco, son una delicia.



domingo, 13 de febrero de 2011

¿Por qué no funciona OT 2011?

Lo de que OT haya vuelto no es algo que nos haya pillado por sorpresa. Es algo que damos por hecho igual que Gran Hermano no terminará nunca, que nunca nos va a tocar la lotería y que cualquier reality en Antena 3 va a ser un fracaso.

Lo que nos ha pillado por sorpresa es que un formato ya establecido y que siempre ha funcionado más o menos bien ahora de repente no funcione.
Las galas de los domingos (ahora pasadas a los lunes) marcan mínimos históricos y empieza a hablarse de completo y absoluto fracaso.

¿Los motivos? Pues no voy a ser yo el que diga que tiene la solución a todos los problemas de la televisión y la clave para hacer que hasta el 3D de Gloria Serra sea un éxito de audiencia pero sí que hay ciertas cosas que, al menos yo, echo de menos.

OT no lo tenía difícil para funcionar los domingos: la película de TVE sin anuncios es casi imbatible pero en Antena 3 se pelea con Los Protegidos que probablemente sea la peor serie ever y que yo creo que funciona porque no había otra cosa.

Así que si le ofreces al público un programa musical con chavalitos y chavalitas de buen ver (y Ramil), cantando canciones conocidas, con buen presupuesto y en un panorama televisivo en el que los programas musicales brillan por su ausencia...

¿Por qué no funciona?

- Porque no es un programa musical.
Aunque los resúmenes sí que se basan al 90% en los ensayos, las canciones y las sensaciones que despiertan en los concursantes y cómo trabajan los temas, en la gala todo eso se reduce a 2 minutos y medio de canción y diez minutos de tonterías sentados junto a Pilar Rubio. La idea, imagino, es hacer que el público se ría y empatice con los personajes (que no con los concurstantes) que los guionistas quieren vendernos para así asegurarse que, aunque no vendan un disco en su vida, puedan sacar rentabilidad televisiva a los chicos.
Lo malo es que yo, que quiero verles actuar, tengo un interés mínimo en saber cuántos filetes se ha comido Ramil, con quién se ha peleado Moneiba o contra qué se ha chocado Coraluna esta semana.
Esos vídeos en los que se banaliza el trabajo que han hecho durante toda la semana lleva a que los concursantes pierdan concentración (muy necesaria si vas a actuar en directo y te van a juzgar en directo) y salgan las actuaciones que salen. Que pueden ser más o menos vistosas, pero a las que siempre se les puede sacar un pero.
Menos vídeos, menos telepromociones, menos tonterías y más música. Mucha más música.
Cuando el programa estaba en TVE recuerdo una visita de Miguel Bosé a la academia (academia a la que ahora no acudiría ni cobrando borracho en la que les dijo que lo bueno de OT es que era un reality blanco: no se centraba (ni prestaba atención) a las vidas personales de los concursantes ni dentro ni fuera de la academia y eso hacía que la gente valorara únicamente sus aptitudes vocales. Desde que aterrizó en Telecinco es inevitable que se busque la confrontación, que si un chico y una chica cantan una canción romántica se comente que han pasado una semana "muy acaramelados", que se humille a algunos y se vanaglorie a otros a fuerza de sacar vídeos fuera de contexto.
Vamos, que OT es casi más Gran Hermano que el propio Gran Hermano.

- Porque la escaleta es una mierda.
Operación Triunfo siempre tuvo un serio problema de timing. Son muchos concursantes y es difícil que con los setecientos cortes de publicidad la cosa no se alargue hasta casi las dos de la mañana. Lo cual es, en una palabra, lamentable. Lamentable porque las actuaciones, que son lo realmente importante, no ocupan más de una hora de programa. Y por muy entretenido que se pueda hacer (y no siempre se hace) pasarte 3 horas y media a la semana viendo un programa de televisión es una locura (aunque Sálvame aguante 4 horas al día).
Sobran vídeos, sobran patrocinadores, sobran charlas con concursantes y, sobretodo, hay un serio problema de organización.
Que canten primero, que hagan las actuaciones del tirón, de forma ágil y entretenida y que luego, al nominarles, les hagan la valoración. Así consigues una primera parte del programa dedicada a la música al 100% y si a alguien le interesan las nominaciones ya se quedará a verlas. Y nominaciones rápidas: valoración de la actuación y fuera. Y a la mierda las pizarritas para salvar a un compañero y los recuentos cada dos votos de Pilar Rubio (que se han pensado que somos tontos y no sabemos contar).
Si el programa estuviera en TVE sería un exitazo de audiencia porque al no tener publicidad duraría sorprendentemente poco. Pero no. Está en Telecinco, y eso implica que cada 10 minutos haya un corte de publicidad que corta el ritmo del programa y las ganas de seguir viéndolo.
X-Factor (UK) tiene una duración muchísimo menor, el público no molesta a la hora de actuar o valorar, los jueces van a lo que van y el programa no se anda con tonterías.

- Porque a la presentadora le faltan tablas.
Pilar Rubio no es una mala presentadora, pero le faltan muchas tablas para presentar un programa como Operación Triunfo. Se necesita ser ágil, estar despierto, ser fresco y saber conectar con el público. Jesús Vázquez no era perfecto, se dejaba llevar demasiado a veces, pero ¿tú notabas cuando leía el guión? Yo no. Daba la sensación de que le decían "habla de esto" y él improvisaba sobre la marcha. Y no lo hacía. Leía su guión igual que lo hace Pilar Rubio con la excepción de que a ella la vemos hasta mover los ojos leyendo el prompter. Le falta naturalidad y, sobretodo, le falta carisma y cercanía a los concursantes y al público.
Lo menos malo es que no es algo que no pueda conseguir con años de experiencia.

- Porque el jurado es de risa.
Años atrás me cagaba en Noemí Galera porque era ponerle una cara bonita cantando una españolada y ella se volvía loca. Pero este año las cosas han cambiado. Sin Risto Mejide en el jurado el programa ha perdido su gran baza (y es que si las anteriores ediciones funcionarion fue porque la gente se conectaba a Youtube al día siguiente a ver qué burradas había dicho Risto y eso llevaba a que vieran la siguiente gala). Pero aún así parece que todo el jurado esté guionizado por Risto porque se han puesto un poco más duros. Tanto la Galera como la Perales están bien en su papel de jurado implacable pero no ofensivo.
Entonces ¿dónde está el problema? En el resto del jurado. Inexistente. Empezaron con Fernando Argenta que a los tres programas se largó (según él porque tenía una gira, según el sentido común porque se enrollaba como una persiana para no decir nada) y con Rafa Sánchez que desapareció misteriosamente en la primera gala y ha dejado una silla vacía por la que van pasando culos de lo más extraño que no prometen siquiera haber seguido el programa durante la semana y que tienen la desfachatez de soltar "Encantado de conocerte, es la primera vez que te veo actuar".
Con ese panorama es normal que ni los concursantes ni los profesores de la Academia se los tomen en serio, y menos si te plantan a un personaje como el Abellán que valora no que no debe y nos vende cuentos chinos de que él tuvo la suerte de conocer a Justin Bieber antes que nadie y que Lady Gaga ni bebe ni se droga.

Seamos serios. Tenemos a la jefa de casting del programa, tenemos a la Perales que no sé qué coño es pero sabe de lo que habla: pongamos jurados que valoren otras facetas. Teníamos a Coco Comín que valoraba perfectamente la expresión artística en el escenario ¿no hay nadie más que pueda hacerlo? Risto los valoraba como posibles productos ¿tampoco hay nadie más? ¿Risto es el hombre de España que lo hace todo?

Mal vamos.

- Porque se han preocupado tanto por el empaque que se han olvidado de lo que iba dentro.
Las galas cada vez son más espectaculares, los números tienen más bailarines y la realización del programa es cada vez más rebuscada. Pero aún así es verlo y no te da la sensación que quiere transmitir la Galera de estar en un concierto.
Porque al final, por muchas luces y pantallas y bailarines y público que añadas... si no hay música no hay concierto.
Y parece que se han preocupado tanto por que las actuaciones sean bonitas que se han olvidado de que tienen que ser eso, actuaciones. Temas recortados (algunos casi inexistentes) y cero emoción a la hora de tratar con los concursantes.

- Porque no hay canal 24 horas.
Parecerá una tontería, pero un canal 24 horas ayuda a que la gente se siente ante la televisión para ver la gala semanal.
Y ahora que están con Gran Hermano 24 horas no entiendo por qué Telecinco no aprovecha esa señal y mete OT, que es muchísimo más interesante. Poder verles ensayando, charlando o en el pase de micros; ver las valoraciones de los profesores o los ejercicios que van haciendo con ellos hacen que la gente empatice más con los concursantes y sea más fácil elegir a un favorito (y por ende verle actuar y llamar si es necesario salvarle).
Pero no. Telecinco prefiere mantener Gran Hermano 24 que no aporta absolutamente nada porque los concursantes son lo más aburrido que ha parido madre y porque a estas alturas de concurso ya nada interesa realmente.

- Porque no hay emoción.
Porque realmente da igual lo que pase. Tienen buenas voces y tienen potencial. Puede que en las galas no lo demuestren como deberían, pero este año no hay concursantes patata como lo fueron Esther Aranda o el Jon aquél que jamás entenderé cómo llegó a la final.
Y sin embargo al final de la gala da absolutamente igual quien se vaya. Lo único que da pena es que se vaya Ramil, que te hace reír en las galas, o que se vaya Geno porque entonces Twitter será un rollo.
Pero ¿el resto? Ya pueden ir desfilando.
Todo se ha vuelto demasiado mecánico, demasiado automático y por algún motivo no han sabido transmitir lo que para esos chicos supone estar en OT. Y es que a estas alturas parece que entrar en OT es tan fácil como entrar en Gran Hermano o cualquier otro reality; y que el resultado final va a ser el mismo.
Tal vez sea una cuestión cultural. O tal vez sea que no se saben hacer las cosas bien. Pero es impensable que en XFactor ocurra esto. Hasta desde aquí se puede vivir la emoción de los concursantes, sus ganas de ganar y de ser alguien en el mundo de la música.
¿Alguien nota eso en alguno de los concursantes de este año?

sábado, 12 de febrero de 2011

Treat them like superstars

 

Cuando hace unos meses (un año más o menos) nos enteramos de que Mimi, Diana de Burgos y Marta Mansilla se unían para formar un grupo y presentarse a la preselección de Eurovisión 2010 algunos se llevaron las manos a la cabeza (los menos) y otros nos volvimos absolutamente locos (los más).
"Perfecta" era una canción pues eso, perfecta. Ritmo machacón, melodía pegadiza, estribillo adictivo y, sobretodo, una producción pocas veces vista en este país. Si "Perfecta" fuera una manifestación no sería una del Foro de la Familia (que mira que les gusta lo de llevar pancartas) sino que sería una de maricones con una enorme pancarta que dice "Por fin una girlband española que no da pena".

Y es "Perfecta" la canción que abre este "Like a Superstar" que ha tardado un poco en llegar pero que ya lo ha hecho ¡y de qué manera! Lanzado simultáneamente en formato físico (a 10 euros) y digital (a 9 euros) ha sido un exitazo, se colocó en su lanzamiento entre los más vendidos de Fnac y agotó existencias. Aunque a los de Promusicae no les hizo mucha gracia el experimento y por eso cambiaron las normas de su lista de ventas y ahora para constar en ella el disco ha de costar más de 10 euros. Pero eso no tiene nada que ver con las chicas, tiene que ver con la estupidez supina de la que hace gala parte de la industria musical de este país y ya lo hablaremos en otro post.

A "Perfecta", de la que ya está todo dicho, le sigue "Restos del Ayer" que es el primer single oficial del disco. Y el listón no baja. Pop pegadizo, sonido electrónico y un feeling a The Saturdays que lejos de provocar recelo hace que nos encanten aún más.
El resto del disco no es perfecto, pero le pasa un poco como al "Luces y Sombras" de Galisteo: teniendo en cuenta los medios con lo que se ha hecho, lo arriesgado de la propuesta y, sobretodo, que estamos en España se le perdonan esos fallos. Porque al final el conjunto es mucho más que disfrutable.
Temas como "Impossibile", "Pin Up Girl" o "Mírame" son auténticos hitazos: bailables, pegadizos, bien producidos y, sobretodo, con personalidad. Ganas de pasar un buen rato, de hacer reír, de marcar territorio y de dejar claro que desde aquí también podemos lanzar un producto comercial de calidad que no caiga en los mil y un tópicos de Los40.
"Superstar", a pesar de ser el tema que da título al disco, se queda a medio fuelle; aunque el puente y el estribillo tienen cierto gancho el tratamiendo de las voces no me acaba de convencer y suena demasiado al Believe de Cher; y la versión del archiconocido "Venus" de las Bananarama (que se merece estar aquí por derecho propio) consigue actualizar el clásico y hacerlo encajar dentro de la filosofía de la banda.

Filosofía que me lleva a preguntarme qué hacen aquí temas como "Qué será de mí", "Armas de mujer" o "Todo es nada" que aunque no son malas canciones en absoluto cortan un poco el rollo divertido y desenfadado del resto del CD. ¿Por qué siempre tiene que haber una balada?

Y para cerrar el álbum una magnífica remezcla del "Restos del Ayer" de manos de Danny Oton (que sigue demostrando lo que siempre he dicho, que es uno de los mejores remixers de este país) y una versión acústica del "Perfecta" que deja claro que las chicas, además de ser monísimas, saben cantar.

Le enseñé el disco a un amigo inglés que estaba de visita por Barcelona y se lo presenté como "Probablemente sea la única Girl Band decente que hemos tenido en España" y al escuchar "Mírame" sólo pudo decir "The Saturdays in spanish!!! I love them!!!" Tambien hizo un comentario sobre la pronunciación del inglés pero hasta él les perdonó (chicas, para el próximo sólo tenéis que mejorar un poquito y sonaréis perfectas).

"Like a Superstar" tiene muchísimos aciertos y algunos errores menores que son absolutamente perdonables. Dentro de un panorama musical como el nuestro, que no hace otra cosa que fomentar el éxito efímero y barato gracias a repetir fórmulas, se agradece que alguien tenga el coraje de hacer algo diferente; sobretodo si el resultado tiene calidad. 

Tras escuchar los discos de Soraya, Jose Galisteo o Venus; salvando distancias entre unos y otros tanto por estilo como por proyección como por medios para llevarlo a cabo, uno empieza a preguntarse si no estará cambiando algo en este país y si, aunque sea poquito a poco, vamos a conseguir dejar de escuchar constantemente el último refrito de "Colgando en tus manos" y vamos a ir viendo como cada vez más artistas deciden dejarse de guitarreo pop-rock y voces forzadas de fumador pasivo y empiezan a descubrir que esos sonidos y esas canciones tan guays que llegan de fuera se pueden hacer aquí tranquilamente sin despinarnos.

Chicas, seguid así de perfectas.

viernes, 11 de febrero de 2011

New and improved

Bienvenidos a la nueva etapa de Estoy Bailando.

Como podéis comprobar, el diseño ha cambiado ligeramente y además ¡el blog está vacío!
Un reinicio al más puro estilo Christopher Nolan para dejar claro que se acabaron los dramas. Pero tranquilos que no vais a tener que ver por enésima vez el asesinato de los padres de Bruce Wayne.

Algunos echaréis de menos esa faceta más personal del blog, esas tonterías que sólo me pasan a mí, esos dramas y esos quereseres diarios que hacían de este blog un batiburrillo de gustos personales y críticas despiadadas que sé que a algunos os encantaba. Pero mira, ya no. ¿Y sabes por qué?

Porque, básicamente, estoy hasta los cojones de que la gente crea conocerme por leer cuatro planyiderías o que se hagan una imagen de mí que no es la verdadera.

Así que, como dijo el sabio: A tomar por culo la bicicleta.

Podéis ver que, en el nuevo diseño, he integrado justo bajo el título unas pestañitas la mar de modernas para que podáis acceder al Hijas de Bitch!, a las sesiones HDB y al canal de Youtube para leer un rato alguna tontería, encontrar buena música o ver alguno de los videoblogs. Poco a poco añadiré más cositas, como un blog renovado a la tienda de camisetas que algún día me hará rico. También tenéis un enlace a mi cuenta de Twitter y a mi Tumblr, aunque ése lo he puesto más por rellenar que otra cosa porque lo tengo más muerto que la carrera artística de Coral.

Tranquilos, que no os vais a perder, porque en los otros blogs también está la barrita con los botones para pasar de uno a otro casi sin darte cuenta.

Y dicho esto, sólo me queda deciros que aunque el blog no va a ser tan personal como antes (de hecho no va a ser NADA personal, ya verás tú) seguirá siendo igual. ¿Que no te lo crees? Pues es tu problema.

Podrán decir lo que les da la gana, meterte en los fregaos más inmerecidos o incluso insultarte por twitter, Facebook, Bakala y Tuamo.net.
Pero tú y Estoy Bailando seguiréis en pie y seguiréis perfectas.



Por cierto. Si eras seguidor de la página en Blogger, en el Google Reader, en los foros de Publispain, en la Iglesia de tu barrio... ¡donde fuera! Vas a tener que darle al botoncito. Otra vez Es lo que tiene hacer un fresh-start.

Te jodes y bailas.

Born This Way o el síndrome Siete Vidas

Cuando se estrenó, hace mogollón de años, Siete Vidas (la serie con Toni Cantó y Javier Cámara entre otros) todo el mundo lo tuvo claro: sí, es divertida; sí, es diferente; sí, es un plagio de Friends.

Con el tiempo la serie fue cogiendo su propia personalidad y al final no se parecía en nada a Friends... ni a si misma.

Espero por el bien de Lady Gaga que a "Born This Way" (tanto single como disco) le pase lo mismo.


Porque la nueva canción (que no pienso poner en el blog porque le voy a hacer boicot) es un espanto. Y no es que sea mala, que en realidad no lo es; no es porque no vaya a ser un exitazo, que lo va a ser; sino porque, como muy bien dicen en la crítica que han hecho en El Pais, la canción lejos de ser lo que todos esperábamos de ella es un compendio de todas las limitaciones de Lady Gaga.

Parece mentira que la gran artista que nos había regalado ese maravilloso "The Fame Monster" tenga limitaciones ¿pero es que te has olvidado de que la mitad de The Fame era un truño insoportable? ¿O de verdad me vas a decir que "Money Honey" te parece un temazo?

Pues la Gaga en vez de seguir por los derroteros de su "Bad Romance" y darnos más dance industrial, ha decidido marcarse un "himno generacional" que da vergüenza ajena por tener una letra que no es que sea evidente: es que es pornográfica y que además no engancha. Y os lo digo yo que soy un yonki musical y cuando una canción tiene un poco de punch me tienes con el repeat puesto 24/7. 
Evidentemente llegará un día en el que todos nos sintamos como Antonio Flores en sus mejores momentos a base de escucharla por todas partes; y cuando veamos el videoclip. Videoclip que, imagino, constará de una Gay Parade a lo Gaga; porque con una letra tan jodidamente evidente no hay alegoría, metáfora o lectura entre líneas que valga: o se marca un "Amor y Lujo" o la caga.

Pero de primeras este primer single me ha dejado frío, frío; con pocas ganas de salir a bailarlo y con menos ganas aún de ponerme a cantarlo.

De lo del "Express Yourself" de Madonna mejor no hablo porque es tan evidente como su letra. Baticino que para mañana (sino esta misma noche) ya circulará por internet algún mash-up de ambos temas que son como padre e hijo.
Y de ahí que os hable de Siete Vidas: ahora mismo todos estamos pensando en "Express Yourself", disfrutemos de la canción o no, igual que cuando empezó la serie no parábamos de pensar en  Friends. Espero que cuando escuchemos el disco consigamos quitarnos de encima la sensación de que Lady Gaga o ha tirado por lo fácil o es que no da más de si misma.

Lo único que me ha gustado de toda la canción es la producción; no porque me parezca nada espectacular sino porque gracias a ella podemos confirmar que el "Schieße" que sonó remezclado en aquel desfile de Thierry Mugler sonará tal y como tiene que sonar. 

En resumen, de todo este "Born this Way"-mess que tenemos encima me voy a quedar con 3 cosas:

- Con la demodelora frase de la crítica de El País que os he enlazado antes que dice (textualmente) "...a la Gaga se le ve demasiado el plumero de quién quiere ser, pese a que insista en decirnos que ella ha nacido así."

- Con la producción, que sigue siendo ochentera a lo "Dance in the Dark" y eso se agradece.

- Con "Hold It Against Me"